La posición de los pies en la danza clásica

Publicado el 26-10-2020

Pese a que los ritmos de más éxito en las escuelas de baile en Castellón son claramente los de raíces latinas, nadie puede negar que los orígenes de cualquier tipo de baile los encontramos en la danza  clásica. Es importante conocer los fundamentos básicos del ballet para poder desarrollar las técnicas de cualquier otro tipo de danza, desde el flamenco hasta cualquiera de las diferentes modalidades del Street Dance.

En las escuelas de baile en Castellón también impartimos clases de danza clásica y en ellas una de las primeras cuestiones que aprenden los alumnos es la posición de los pies y de los brazos, la forma correcta de colocarlos para iniciar cualquiera de los movimientos. En danza clásica se distinguen, básicamente cinco posiciones principales de los pies, de las de los brazos hablaremos en próximos artículos.

Para adoptar la primera posición es necesario mantener las piernas juntas y colocar los pies, abiertos hacia los laterales, manteniendo juntos los talones de manera que formen una línea lo más recta posible. Una muy ligera flexión de las rodillas te permitirá mantener el equilibrio. La segunda posición te será algo más sencilla de practicar. Es prácticamente igual a la primera pero hay que dejar un espacio de separación entre ambos pies.

Partiendo de la primera posición, adelanta levemente una de las piernas y coloca el talón de ese pie a la altura de donde está colocado el puente del otro pie. Los dedos siguen apuntando hacia el exterior. Acabas de colocarte en tercera posición. En la cuarta, en lugar de mantener los pies en contacto, separa ligeramente el adelantado.

La quinta posición suele ser la más complicada para los alumnos de la Joven Ballet De Castellón. Es muy parecida a la tercera, pero los pies, juntos, han de colocarse completamente en paralelo con los dedos apuntando al exterior.

Volver al listado